sábado, 11 de julio de 2015

3 preguntas para “surfear” hacia las emociones

Por Adrián Gargicevich (*)


El llamado Triángulo Griego “Emoción-Percepción-Acción” marca el camino por el que circulan los cambios antes de que ocurran. Toda innovación nace en la emoción. Estar atentos a las mismas y aprovecharlas en beneficio de los procesos que impulsamos, será una buena elección. ¿Surfeamos en las emociones?


¿Qué?, ¿Cómo? y ¿Por qué? son, en ese orden, las tres llaves que proponemos para ayudarnos a profundizar nuestra capacidad de observación de los procesos de cambio que apoyamos como extensionistas. Estas preguntas nos permiten abrir las puertas desde los hechos más concretos, hasta las emociones más abstractas que sostienen dichas acciones. Con ellas podremos lograr un nivel más profundo de observación, hacer síntesis o ayudar a re-direccionar la tarea…  Nada complejo, solo un poco de reflexión.

Buena parte de nuestro trabajo ocurre en entornos colaborativos. Más de una vez te habrán consultado o habrás opinado desde tu experiencia, acerca de cómo crees que está ocurriendo un proceso de cambio que impulsan otros actores, colegas, amigos, organizaciones, etc. Ya sea como “consultor” o como “comedido” el aporte que hagas debe estar soportado por alguna estrategia o metodología para sostener tu “crédito”.

Bien, este post está pensado para ofrecerte una alternativa que puede ayudarte. Se inspira en la necesidad de mejorar nuestra capacidad de observación,  en la colaboración y en las emociones como motores de los cambios. Opera en principio como un ejercicio personal, pero es capaz de modificar la realidad cuando se debate el producto con los actores involucrados. En otras palabras, puedes usarla de manera egoísta para mejorar tu capacidad de observación y análisis, o de manera transformadora de los procesos que observas… si compartes tus resultados. Yo aposté por compartirlo contigo. 

¿Comenzamos?: “ponte el traje de neopreno, toma la tabla y busca las mejores olas!”

Para valernos de esta estrategia metodológica, necesitamos realizar nuestro recorrido usando las 3 preguntas en el orden indicado. ¿Cómo lograrlo?. Podemos empezar con una foto. Imagina que esta foto que te presento, es una parte de un proceso de cambio sobre el cual haremos nuestro aporte.



El método requiere que primero construyas una matriz o tabla de 3 columnas (una para cada pregunta) y que vayas registrando por escrito en ella las posibles respuestas que inspira la foto.


Para “surfear” en las emociones…
¿QUÉ?
¿CÓMO?
¿POR QUÉ?









Comencemos con una observación concreta acerca de “QUÉ”: ¿Qué están haciendo las personas de la foto? Basándote en tu experiencia como extensionistas imagina y registra en la columna de la Izquierda, la respuesta a la primera pregunta. Trata de ser objetivos y no hacer suposiciones. Anota tus apreciaciones en la primera columna de la izquierda.  

Avancemos para entender mejor, indaguemos “CÓMO”:

¿Cómo es que las personas que observas están haciendo lo que hacen? ¿Requieren un  esfuerzo? ¿Parecen apresurados? ¿Preocupados? ¿La actividad o situación parecen estar afectando  positiva o negativamente a los involucrados? Crea otras preguntas que ayuden a la descripción y contéstalas. Utiliza frases descriptivas llenas de adjetivos. Anota tus respuestas en la columna central del registro.

Para finalizar es necesario interpretar “POR QUÉ”:

Sin la ayuda de los actores fotografiados será necesario hacer conjeturas. ¿Por qué las personas que estamos observando hacen lo que hacen, y en la forma particular por qué lo están haciendo?  Dichas conjeturas deben abordar las motivaciones y las emociones que supones están en juego. Debes “proyectar” los significados de la situación que has estado observando. Anota tus respuestas en la 3º columna de la derecha.

Ahora llega el momento de hacer la revisión y la devolución del análisis.
Revisa lo anotado para cada pregunta y observa cómo el recorrido de las respuestas a cada pregunto hizo que, como observador, recorriera un camino desde lo más concreto a lo más abstracto y ligado a lo emocional.

                                      ¿Qué?     è    ¿Cómo?    è    ¿Por qué?
                                   +Concreto  è         è        è   +Emocional

La transformación comienza recién ahora. Para que las cosas “se muevan” será necesario compartir tus apreciaciones con los responsables o actores del proceso que visualizamos. Para ello habrá que “convocar” nuestras mejores habilidades para empatizar evitando que el proceso aparezca como una evaluación. Recuerda que la idea es la colaboración. La reunión debe tener como objetivo compartir nuestros descubrimientos y los supuestos que pusimos en juego motivado por la imagen, de manera de lograr un debate que exija fundamentaciones de ambas partes. La interpelación mutua entre observador - observado y viceversa, será la que descubra los hitos claves que sintetizan el proceso, o bien que indican la necesidad de algún re-direccionamiento. En el diálogo franco y sincero se descubrirán elaboraciones no esperadas claves para obtener el “movimiento” que buscamos.

Por supuesto, como en el surfeo, la meta es montar las mejores olas y llegar a las arenas de la playa sin golpearnos con los corales del fondo… sin crisis, suave y seguro!

Compártelo!


(*) Referencias: adaptado de ¿What-why-how? Licencia Creative Commons con atribución para su uso no comercial. Institute of desing at Standfor University: http://dschool.stnaford.edu/use-our.methods